Banco de Previsión Social

Temas destacados

La mujer y los logros en Seguridad Social

27/3/2015
  • Agrandar texto
  • Achicar texto
  • Imprimir
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en WhatsApp
  • Compartir en WhatsApp
  • Compartir en Google+
  • Enviar por mail

Según un estudio del Banco de Previsión Social, entre 2004 y 2014, se han incrementado un 67 % los puestos cotizantes en general y dentro de estos, en especial, los del servicio doméstico, y también ahora pueden beneficiarse del subsidio por desempleo desde el 2007.

En 2014 los puestos cotizantes de mujeres se incrementaron 64 % con respecto al 2004 y 2,3 % con respecto al año anterior. La remuneración promedio de las mujeres empleadas en Industria y Comercio se incrementó en el 2014 en 5 % con respecto al año anterior y 60 % con respecto al inicio del período. Además, el régimen de monotributo para actividades empresariales de reducida dimensión económica ha sido más utilizado por mujeres. En setiembre de 2014 la participación de mujeres en la aportación monotributista fue del 58,5 %.

Los beneficios jubilatorios fueron modificados a través de la ley de Flexibilización de las Condiciones de Acceso, de noviembre de 2008. Esta ley contiene un beneficio específico para la mujer al computar un año adicional de servicios por cada hijo nacido vivo o por cada hijo que haya adoptado, siendo éste menor o discapacitado; con un máximo de cinco. Hasta el año 2014 se jubilaron gracias a la aplicación este cómputo, 20.716 mujeres que de otra forma no hubieran podido hacerlo.

La ley de Unión Concubinaria incluye a los concubinos y concubinas como beneficiarios/as de las pensiones por viudez. A partir del año 2010, se incorporan al SNIS los cónyuges y concubinos de trabajadores, jubilados o pensionistas beneficiarios del sistema. En diciembre de 2014, accedieron a este beneficio 184.161 personas, de las cuales el 73% son mujeres.

En relación a las Asignaciones Familiares, se da preferencia en el pago, a la madre. Esto promueve un importante incremento en el porcentaje de cobros femeninos, representando el 94,8% del total de generantes, a noviembre de 2014.

La ley 19.161 incorpora una nueva regulación del subsidio por maternidad y paternidad: incrementa los días de licencia para la madre, establece un subsidio por paternidad y un subsidio destinado a los cuidados durante los primeros cuatro meses de vida del la persona recién nacida. Dicha ley promueve el ingreso y permanencia de las mujeres al mercado de trabajo, y pretende contribuir a un cambio cultural que incorpora la corresponsabilidad entre padres y madres en los cuidados del/la recién nacido/a.

La pensión y asignación familiar especial a hijos/as de personas fallecidas como consecuencia de hechos de violencia doméstica, constituyen medidas de protección social tendientes a prevenir consecuencias dañosas para los huérfanos y huérfanas de dichas víctimas. En diciembre de 2014, se registraron 169 beneficios de Pensiones por Violencia Doméstica y 81 beneficios de Asignación Familiar Especial.

Los logros obtenidos demuestran grandes avances de las mujeres a través de una mayor participación en el mercado formal y del acceso al beneficio jubilatorio. No obstante, la brecha salarial y la reticencia en el involucramiento en los cuidados, entre otros, ameritan continuar por este camino.